Veneno de la oruga

Fotos de Orugas

La oruga de algunas especies de mariposas posee pelos que causan urticaria, provocando una comezón en el cuerpo e irritación de la piel. Pueden además causar daños a las vías respiratorias y a los ojos. Por tanto, es necesario prestar una gran atención durante los paseos en bosques o cuando se realiza algún trabajo de mantenimiento en los árboles.

 

El contacto con los pelos urticantes que recubren las larvas (oruga) provoca irritación y reacciones alérgicas de la piel, de la mucosa y de las vías respiratorias. Se trata de las siguientes especies:

  • Oruga procesionaria del roble (Thaumetopoea processionea).
  • Procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa).
  • Polilla marrón (Euproctis chrysorrhoea).

¿Por Qué Algunas Orugas Pueden Ser Peligrosas?

La mayor parte de nosotros conocemos a las mariposas como mensajeros voladores y coloridos de la primavera y el verano. Algunos saben que sus larvas pueden ser muy voraces como, por ejemplo, la mariposa de la col, cuya oruga es capaz de devastar nuestros jardines.

La Cheimatobia o Polilla invernal (Operophtera brumata) daña los árboles frutales devorando los brotes, hojas y flores. La polilla tejedora (Yponomeuta evonymellus) construye su propio capullo de hilo blanco alrededor de las ramas deshojadas de los arboles afectados.

Las orugas de la polilla impar (Lymantria dispar) son capaces de infectar y deshojar bosques enteros, molestando a quienes se encuentran en el entorno, visto que cientos o miles de dichos ejemplares pueden entrar en las casas y en los jardines.

Todas estas especies llaman nuestra atención por sus capullos, nidos sedosos y llamativos, y por la defoliación, incluso completa, de las ramas y árboles, que provocan daños más o menos importantes en los cultivos. Desde el punto de vista de la salud, sin embargo, son inofensivas.

Las tres especies de orugas anteriormente mencionadas no sólo son llamativas por sus nidos, capullos, hojas devoradas, sino por la manera en que están dispuestas: en forma de procesión. Además de esto, las mismas pueden tener efectos negativos en la salud de las personas. Pues tal y como se mencionó previamente, sus orugas poseen pelos urticantes capaces de provocar una picazón intensa e irritación de la piel, causando a su vez daños al sistema respiratorio y a los ojos.

¿Qué Son los Pelos Urticantes y Qué Función Cumplen?

Los pelos urticantes protegen a la oruga y al insecto en las fases sucesivas de desarrollo (pupa, mariposa, huevos) de los depredadores.

  • Los pelos son muy delgados: desde 0,1 a 0,2 mm (esto es válido sólo para la procesionaria), mientras que en la oruga del vientre marrón los pelos marrones-dorados son bien visibles.
  • Los pelos son muy numerosos: incluso 600,000 por oruga.
  • Permanecen pegadas al nido, corteza de las plantas, hojas de la hierba, además de la ropa.
  • Se rompen fácilmente, cuando se tocan las larvas y, conservan su eficacia también por años.

¿Cómo Se Entra en Contacto con los Pelos Urticantes?

  • Se las encuentra en un ambiente más o menos cercano a los árboles o arbustos Tanto así que, los pelos urticantes fluctúan en el aire y pueden ser transportados por el viento hasta unos 200 metros de distancia.
  • Si se tocan los nidos u orugas.
  • Si se llevan a cabo trabajos que conllevan al resurgimiento de los pelos de las orugas presentes en el terreno, por ejemplo: juntando las hojas con el rastrillo, arando la tierra y quitando la hierba.
  • Si se toca la leña, aún en la corteza o ya procesada (que en el pasado haya sido presa de un nido de orugas procesionarias del roble). Es de notar que, el nido de la procesionaria del roble se encuentra a menudo en el tronco, mientras que el de la procesionaria del pino y la oruga del vientre marrón se encuentra más que todo en las ramas periféricas de los árboles.

Cabe mencionar que, los pelos que recubren el cuerpo de la oruga del vientre marrón son menos urticantes, pero, sin embargo, sus pelos sirven para proteger al insecto durante cada fase de desarrollo.

Síntomas de la Procesionaria Picadura

  • Irritación de la piel. Dermatitis de pelos urticantes.
Fotografías de picaduras de oruga

Fotos de picaduras de Oruga

En caso de contacto con los pelos urticantes de la oruga del vientre marrón, el cuerpo puede reaccionar con intenso picor, que se verifica sólo algunas horas después del contacto, pero que puede durar incluso por diversos días.

Los enrojecimientos cutáneos (piel rosácea) se verifican incluso si únicamente se toca a la oruga del vientre marrón. La picazón puede llegar a ser tan intensa hasta el punto de impedir que una persona pueda conciliar el sueño.

En caso de contacto con los pelos urticantes de la procesionaria del roble o aquella del pino pueden venir acompañado por otros síntomas, a saber:

  • Enrojecimiento, hinchazón, inflamación de la piel.
  • Inflamación de la conjuntiva y de los ojos.
  • Fotofobia, hinchazón de los parpados, inflamación de los ojos (cavidades oculares, en casos extremos).
  • Inflamación de las vías aéreas
  • Inflamación de la garganta, hinchazón de la mucosa nasal, bronquitis, síntomas de asma, reacciones alérgicas y shock anafiláctico (en casos extremos).

Una posterior complicación que tiene que ver con la urticaria procesionaria es debida al hecho de que la sensibilidad y la intensidad de las reacciones, por parte de las personas afectadas, aumentan si entran en contacto repetidamente con las orugas urticantes.

Tratamiento Procesionaria Para la Picadura de Orugas

  • Realizar inmediatamente una ducha, lavándose el cabello (enjuagando con jabón y champú, sin restregar el cabello), cambiarse de ropa.
  • No rascarse la piel. Pues pueden eventualmente ser liberados pelos urticantes de la epidermis afectada, para ello es mejor utilizar cintas adhesivas especiales.
  • La ropa contaminada debe conservarse separadamente y, en ambientes cerrados y lavados al menos a 60ºC.
  • Las partes de la piel afectada pueden ser tratadas con gel antihistamínico.
  • En caso de picazón muy fuerte o de otros síntomas anormales, se debe consultar a un médico, quien deberá estar informado sobre lo ocurrido del contacto con los pelos urticantes de las orugas.

La sensación de ardor se puede mitigar lavando la zona con agua y jabón y secándola lentamente con un paño. Otro remedio consiste en: aplicar una cinta adhesiva en la lesión y arrancarla para deshacerse de los pelos pegados.

Además, se puede aplicar en la herida alcohol isopropílico como desinfectante para aliviar el ardor. Un paño de bicarbonato de sodio o una loción de calamina pueden tener efectos calmantes, mientras que para aliviar el dolor se puede aplicar sobre la picadura: una bolsa de hielo o, un cubito de hielo envuelto en plástico y luego en un paño.

La terapia a realizar es en base a la gravedad de los síntomas, de tal manera que se pueda elegir el fármaco apropiado, por lo general, la cortisona se puede aplicar localmente (como crema) o suministrar sistemáticamente (por vía oral o mediante inyecciones). Las reacciones más graves necesitan de atención médica inmediata.

Prevenciones Para Evitar las Picaduras de Procesionaria

La prevención consiste simplemente en:

  • Evitar zonas infestadas por la larva de mariposa y,
  • En las áreas infestadas por orugas del vientre marrón y de la oruga procesionaria del roble y del pino, el contagio puede ser evitado, al menos hasta la estación de otoño, removiendo completamente los nidos que sean visibles durante la estación invernal.
  • Asimismo, se debe usar la vestimenta adecuada: larga para proteger la piel; obviamente para evitar el contacto directo, en el caso de encontrarnos con el insecto.

Si ya has sido picado por una oruga, se debe evitar la exposición del eritema al sol.

Vota este artículo: