En el caso de picadura de medusa lo mejor es mantener la calma y buscar salir del agua, haciendo que nos ayuden de ser necesario. Los síntomas son más que evidentes porque consisten en ardor y picazón. Sin embargo, haría falta estar atentos a los efectos que pueden tener dichas picaduras, pues a veces pueden conducir a un shock anafiláctico. Es por eso que, es oportuno un tratamiento específico haciéndonos examinar por expertos en primeros auxilios, si lo consideramos necesario.

algunas picaduras de medusas

Picaduras de medusas

La picadura medusa es una de las grandes molestias de pasar el verano en el mar. Estos seres cada vez están más presentes en las aguas marinas, sobre todo como consecuencia del calentamiento de los mares, por tanto, lo mejor es estar atento y entender qué hacer cuando somos picados o mordidos por una medusa.

Se deben tomar las previsiones respectivas, en lugar de dejar que los síntomas pasen solos con el tiempo, porque la piel en el verano está más expuesta que en invierno a: quemaduras solares o eritemas, por lo que deberíamos cuidar nuestra epidermis.

¿Qué Hacer en Caso de Picaduras de las Medusas?

En caso de que hayamos sido picados por alguna medusa marina, debemos buscar permanecer calmados, sin gritar ni agitarnos. Es mejor estar tranquilos a medida que vamos saliendo del agua. Si nos dejamos llevar por el pánico en nuestro organismo aumentará la producción de adrenalina y, las toxinas liberadas por la medusa circularán mayormente y más rápido en nuestro cuerpo.

Si es oportuno, nos podríamos hacer ayudar de alguien para regresar a la orilla. Una vez en la playa, sería bueno controlar que no hayan quedado atascados en el cuerpo partes de la medusa. En tal caso, deberían ser desprendidas y la zona afectada lavada con agua de mar. Es mejor el agua salada, porque la dulce aumentaría los síntomas.

Es preferible cubrir la parte inflamada, porque es sensible a la luz del sol y tiende a oscurecerse, provocando cicatrices antiestéticas.

Síntomas y Efectos

Remedios para picaduras de medusa

Diferentes tipos de medusas

Los síntomas de la picadura medusa son provocados por las células urticantes que se encuentran en sus tentáculos, los cuales cuando son tocados, hacen que dichas células se extiendan con filamentos que penetran la piel, emitiendo una mezcla de tres proteínas urticantes, paralizantes y neurotóxicas, que dura desde algunas horas hasta muchos días (según la reacción de la piel y los tipos de medusas).

En primer lugar, se advierte una sensación de ardor y picazón, luego se verifica un enrojecimiento de la piel y aparecen pequeños bultos en la superficie.

Hace falta prestar atención, porque a veces pueden presentarse otras complicaciones, tales como: sudoración excesiva, confusión, vértigo, dificultad respiratoria, dolor de cabeza, nausea, vómitos y erupción cutánea que se difunde en todo el cuerpo. En este caso, es mejor llamar de inmediato al número de emergencias médicas, porque existe el riesgo de incurrir en un shock anafiláctico.

Remedios Efectivos

Los remedios para una picadura de medusa deben incluir ingredientes que anulen las toxinas inyectadas por la misma, entonces lo mejor sería un gel astringente de cloruro de aluminio que sirve para calmar la comezón en el cuerpo y bloquear la difusión de las toxinas. No se recomiendan las cremas de cortisona, porque para actuar emplean alrededor de media hora, cuando lo que haría falta es un remedio inmediato.

Sin embargo, existen remedios naturales a tener en consideración. Entre estos podemos incluir las envolturas de agua y bicarbonato, pues tienen propiedades desinfectantes, y el vinagre blanco, porque el ácido que éste contiene logra inhibir la acción del veneno y reducir el dolor.

Según la creencia popular muchos piensan que la orina podría servir para tratar una picadura de medusa, pero expertos de la medicina exponen que buscar tratarla de esa manera no mejorará las cosas, pues ésta no tiene la química justa para resolver el problema.